lunes, 15 de junio de 2015

Las dos señales que avisan del inminente divorcio de una pareja

Las dos señales que avisan del inminente divorcio de una pareja El psicólogo John Gottman determina los 2 patrones de comportamiento que determinan el fin de una relación.  
IDEAL SOCIEDAD | Granada/
El fin de una relación es algo que ocurre con frecuencia, una pareja se separa y los integrantes no saben con exactitud el porqué de ese fin. El psicólogo de la Universidad de Washington y fundador del Instituto Gottman, John Gottman ha determinado los 2 síntomas y signos que avisan de que una pareja se va a divorciar. Desde su entrevista al portal Business 'Insider' ha señalado la existencia de 2 patrones de comportamiento que pueden ser los síntomas de que algo no va bien dentro de la relación.
En 1º lugar, Gottman destaca el patrón de cuando una pareja se queda atascada en un ciclo negativo y no son capaces de salir. "Para estas parejas, estancadas en la negatividad, es como entrar en un pantano de arenas movedizas. Es fácil entrar pero difícil salir. Se puede observar que sus procesos de reparación están fallando. Esta negatividad se convierte en algo que todo lo abarca", expresa Gottman. 
Cuando se produce esta situación, el psicólogo recuerda que existe un rápido deterioro de la intimidad y la amistad, donde cada integrante se convierte en un adversario en vez de en un amigo.
En 2º lugar, Gottman describe el patrón que se da cuando "la pareja está de acuerdo en no estar de acuerdo". Aunque, el psicólogo detalla que este marco suele terminar en un divorcio más tardío que el 1º caso. En esta situación, la relación de la pareja suele durar 16 años después de la boda y el problema viene enmarcado por "personas que acuerdan discrepar pero que evitan el conflicto. Pueden permanecer juntos más tiempo, pero luego, alcanzada de la mediana edad, empiezan a tomar conciencia de que su vida está vacía", revela Gottman. 
Además, el psicólogo afirma que "son un poco como esas parejas que salen a cenar y no hablan en todo el tiempo. Las llamamos parejas separadas hostiles".
El psicólogo afirma que en este caso de divorcio, la pareja ya cuenta con hijos adolescentes y que en esta fase empiezan a identificarse con ellos pensando que cuando tenían su edad, tenían muchos planes y ahora "he terminado con el/ella y me siento vacío/vacía" y terminan con la relación.