viernes, 26 de junio de 2015

10 consejos para salir de tapas de forma saludable este verano


En los meses de calor nos gusta disfrutar de las terrazas sin preocuparnos de la báscula y para ello presentamos las claves necesarias para elegir las bebidas y los alimentos adecuados.
REDACCIÓN | Madrid - 25-06-2015
Las altas temperaturas inauguran la época del tapeo en las terrazas de toda la península, una de las prácticas más deseadas y esperadas del verano. Son muchas las personas que encuentran dificultades para compaginar estas actividades de ocio con el mantenimiento de una adecuada alimentación que no repercuta en el aumento de peso o la potenciación de la retención de líquidos.
El tapeo y el cuidado de nuestra nutrición es totalmente compatible y positivo, siempre que sepamos escoger las bebidas y los alimentos correctos, así como cumplir con ciertas pautas que ayudarán a equilibrar la alimentación y evitar que nuestro peso se vea influenciado”, establece Marta Gámez, la directora técnica de Grupo NC Salud.
Para que los excesos de las vacaciones no perjudiquen nuestra salud ni nuestra línea, desde el Grupo han estipulado una serie de consejos para que las cervecitas de más, los caprichos y el descontrol horario no nos pasen factura…
1. Cerveza y vino, mejor que bebidas azucaradas: Si el agua no es de tu gusto, aunque cabe matizar que es la opción más recomendable, siempre es preferible optar por la cerveza o por el vino antes que por refrescos azucarados con gas. Esta recomendación se debe a que la cerveza contiene alrededor de 42 calorías por cada 100 gramos, mientras que el vino aporta 71. Y es que los refrescos azucarados contienen calorías vacías sin ningún tipo de sustancias nutritivas.
2. Aperitivos: unos mejores que otros. Si la bebida viene acompañada de un plato de picoteo estarás de enhorabuena si se trata de un encurtido, pues no aportan tantas calorías como puede parecer a simple vista, especialmente si se trata de pepinillos. Por el contrario, en el caso de las aceitunas, estas no corren la misma suerte y deberíamos evitar su consumo.
Si el aperitivo son frutos secos, también podemos estar tranquilos porque no contienen un gran aporte calórico, a no ser que se presenten fritos y con sal, casos en los que aumentan las calorías y se potencia la retención de líquidos. Finalmente, sin duda, los menos recomendables son las patatas fritas que aportan 538 kilocalorías por cada 100 gramos y apenas proporcionan sustancias nutritivas.
3. El momento de escoger la tapa. Localiza aquellas que contengan menos grasas, como las de verduras, el marisco y los pescados evitando siempre los fritos y, a ser posible, las que contengan salsas como la mayonesa o el alioli. Los omega 3 de pescados, como las sardinas, los boquerones, el atún o el salmón, son muy beneficiosos para nuestra salud cardiovascular y, si además has tomado el sol, contribuirán a la reducción de la inflamación y la irritación de la piel afectada por el sol.
4. El pan, con moderación. El pan no tiene tantas calorías como imaginamos, y tomado con moderación, sin superar las 2 rebanadas, es saludable en nuestra dieta diaria.
5. ¿Café o infusión? Ambas opciones son recomendables, pues aportan pocas calorías. Si bien la infusión proporciona un nº de calorías cercano al cero, el café tampoco resulta especialmente calórico.
6. Helado: cómo elegir la mejor opción. Para escoger el helado menos calórico, debemos buscar aquellos con sabor a fruta, pues normalmente están elaborados con una mayor proporción de agua que de nata. 

Un ejemplo es el helado de limón, el de fresa, el de naranja o el de mango.
7. Sobremesa saludable. Tras una buena velada de tapeo, las vacaciones y el buen tiempo suelen empujar a una sobremesa que, en muchas ocasiones, mueve al consumo de cócteles y bebidas alcohólicas que poco contribuyen al mantenimiento de nuestro peso. Los cócteles sin alcohol pueden ser un buen aliado, así como optar por un refrescante smoothie, la bebida de moda, a base de frutas y verduras.
8. El arte de compensar. Con frecuencia, las salidas de tapeo son planeadas con anticipación, por lo que si sabes que vas a disfrutar de un rato agradable en una terraza, es recomendable que en casa realices una comida o cena más ligera.
9. Usa el transporte público o camina. Si vas a tomar algo en una terraza, activa tu cuerpo para empezar a compensar la ingesta de calorías.
10. Ayudas naturales para bloquear las grasas. Una opción muy positiva que completará el efecto de las anteriores recomendaciones es contar con la ayuda de un complemento alimenticio natural, ya que en esta época de excesos alimenticios, te ayudará a limitar la absorción de grasas e hidratos de carbono de los alimentos, evitando sustos en la báscula.