miércoles, 13 de mayo de 2015

Relación entre subvenciones y denuncias en violencia doméstica: Era un buen negocio

Las denuncias por violencia de género caen un 14% desde 2010 por los recortes sociales. La Comunitat registró el año pasado 16.635 procesos, 400 menos que en 2013. Las medidas de protección aprobadas caen del 83% al 72% en 5 años. CCOO lo achaca a la saturación de los juzgados y a la destrucción de servicios públicos.
ECO |CARLOS NAVARRO |13.05.2015
Lo que a priori podría considerarse un dato positivo como es el descenso de denuncias por casos de violencia de género, esconde por desgracia una realidad bien distinta y dramática. Según se desprende de los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el año pasado se tramitaron 16.635 denuncias por violencia machista en la Comunitat, lo que supone un descenso del 2,6% con respecto al año 2013, y una caída del 14% con respecto al año 2010. Así, el ratio de denuncias por cada 10.000 mujeres se elevó el año pasado a 65,7, el 3º más alto de España por detrás de Baleares (84,6) y Murcia (68,9) y 12,5 denuncias por cada 10.000 mujeres por encima de la media española. El descenso de procesos ha sido progresivo desde 2010. Ese año se produjeron 75,4 por cada 10.000 mujeres, en 2011 fueron 71,9, en 2012 hubieron 69, en 2013 fueron 66,1 y el año pasado los 65,7 mencionados.
¿Significa esto que hay menos episodios de violencia machista? La secretaria de Dona i Política d’Igualtat de Comisiones Obreras (CCOO), Cándida Barroso, tiene muy claro que no. Muy al contrario, achaca el descenso de denuncias al «elevado paro femenino» que merma la independencia económica de las mujeres y a la «destrucción de los servicios públicos durante la crisis». Según Barroso, «de 40 oficinas de ayuda a víctimas de delitos que había en la Comunitat solo quedan 16, cada vez hay menos ayuda específica». Otro factor importante que evita las denuncias es la falta de ayudas económicas: «Cuando una mujer se decide a denunciar necesita una ayuda pública para subsistir junto a sus hijos», explica. Por los mismos motivos, las renuncias a los procesos judiciales están yendo a más aunque de forma muy moderada. En 2010 renunciaron un 10,3% de las denunciantes, en 2011 un 11,5%, en 2012 un 9,8%, en 2013 un 11,2% y en 2014 un 11,4%.
Menos órdenes de protección. Otro problema importante con el que se encuentran las denunciantes es el colapso de los juzgados. Según Barroso, «por exceso de trabajo o reajustes se conceden menos medidas de protección». Según el CGPJ, la aprobación de órdenes de protección sobre el total de las solicitadas ha caído del 83% en 2010 al 72% el año pasado
La Comunitat registró 7 víctimas mortales en 2014, 2 menos que en 2013.