jueves, 16 de abril de 2015

Kelly Rutherford, proceso de divorcio conflictivo.

Kelly-Rutherford-hijos-

La actriz norteamericana Kelly Rutherford, muy conocida por sus papeles en exitosas series de televisión como Gossip Girl y Melrose Place ha conmovido a la opinión pública al desvelar el drama familiar que está viviendo. En una entrevista concedida a la cadena ABC News, la intérprete contó que un juez federal acaba de rechazar un recurso en el que solicitaba que los niños, que actualmente viven con su padre en Europa, regresaran con ella a Estados Unidos. “Yo sé que no es correcto. ¡Todo el mundo sabe que eso no está bien!”, aseguró entre sollozos.

Kelly, de 46 años, mantiene con su exmarido Daniel Giersch, una batalla legal por la custodia de sus hijos Hermes, de 8 años, y Helena, de 6. “No sólo me los han quitado, sino que se los han llevado a un país extranjero", dijo. La decisión judicial, dictada el pasado 9 de abril, establece que los pequeños deben quedarse con su padre en Francia y Mónaco. “¡No sé cómo explicar cómo me siento! Puedo estar sin verlos durante semanas. No puedo llevarlos ni recogerlos de la escuela, ni vestirlos, ni oler, ni abrazarlos... ', lamentó.
La dolorosa situación que vive la actriz se remonta al año 2008 cuando se separó del que entonces era su marido, un alemán dedicado al mundo de los negocios. En aquel momento, el juez dictaminó la custodia compartida de sus hijos. 4 años más tarde la situación se complicó cuando se impidió a Daniel, que entonces residía en Francia, la entrada en Estados Unidos. Un juez de California falló que los niños se quedarían con su padre, al no poder él viajar a verlos al país de su exmujer.
La actriz, que interpretó a la madre de Serena van der Woodsen en Gossip Girl, denunció que el estado de California había deportado inconstitucionalmente a sus hijos pero el fallo no le dio la razón. El tribunal dictaminó que "los niños no han sido deportados” y que “mantienen la ciudadanía de los Estados Unidos" y declaró que no tenía competencia para obligar a los niños a regresar o modificar el acuerdo de custodia. De esta forma, si Rutherford quiere ver a sus hijos debe viajar a Francia