sábado, 18 de abril de 2015

El divorcio durante el embarazo


cq5dam.thumbnail.633.346


Llevar un embarazo no es fácil y mucho menos cuando la pareja se separa.
El embarazo es una de las etapas más esperadas y emocionantes de la mujer, sin embargo, cuando ésta llega en un momento en el que la pareja se encuentra en crisis y a punto del divorcio, esto puede representar un desafío para la futura mamá.
Si estás pasando por este tipo de situación, checa estos consejos para superar el divorcio y llevar tu embarazo de la mejor manera posible.
Acéptalo. Aunque es muy difícil y si ya no hay marcha atrás en la decisión de divorciarse, no te llenes de remordimientos y culpas.
Asimilar la separación te llevará tiempo, así que toma el tiempo necesario para afrontar esta situación y comenzar a ayudarte a ti misma.
Supera tus sentimientos. Habla y busca ayuda. En un momento así, lo mejor será evitar la soledad. Expresa como te sientes con las personas que más confianza tengas y busca apoyo profesional. De esta manera sacarás todos esos sentimientos que te pueden causar una depresión y como consecuencia afectar a tu bebé.
También, busca grupos de apoyo para afrontar mejor tu divorcio con otras mujeres que estén pasando por una situación igual a la tuya.
Piensa positivamente. Enfócate en los buenos momentos y en lo que esta experiencia te dejó, pues encontrarle el sentido a lo sucedido es una experiencia de vida en la que la figura de un psicólogo te puede ayudar para afrontar el divorcio durante tu embarazo.
Sé fuerte. Cuando de hijos se trata, la mujer suele ser más fuerte. Piensa en tu bebé y en todas las cosas que vendrán en ese momento de tu vida, que aunque son difíciles de afrontar, la llegada de tu bebé será el mejor impulso para rehacer tu vida y no dejarte llevar por esta desfavorable situación.
El duelo. Toma el tiempo necesario para superar el divorcio y comenzar a rehacer de nuevo tu vida sentimental.  
Realiza una actividad. Busca actividades que te ayuden a llevar tu embarazo de manera saludable, como yoga para embarazadas, aquagym, etc., que te harán sentir bien y estar en forma para tener un embarazo en óptimas condiciones.
Trátate bien. Sal de casa para distraerte y sentirte mejor. Busca una ocupación que te apasione o acude a un spa para relajarte y consentirte.
Aliméntate bien. Cuida tu alimentación durante el embarazo, busca nuevas recetas para cuidar tu salud y la de tu bebé o incluso toma clases de cocina.
El divorcio no significa que debas perder todo contacto con tu expareja.
En este sentido, trata de llevar una relación cordial para el futuro, ya que estarán ligados toda una vida por su pequeño.
A pesar de todo esto, recuerda que lo más importante es brindarle todo tu amor a tu bebé y que apartir de este momento sólo cuenta contigo.
El amor por tu hijo será más que suficiente para criarlo feliz a pesar de todo.